Quorum Digital.

Sesiona en Bariloche la primera reunión técnica del G20 en Argentina


01 de diciembre de 2017

Quorum Digital

Click en la foto para ampliar

La primera reunión del G20 en Argentina comenzó a sesionar este viernes en el hotel Llao Llao de Bariloche, con un plenario de los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el foro.

Las actividades formales comenzaron con las palabras de Ariel Sigal, jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda, y Demian Reidel, vicepresidente segundo del Banco Central, a cargo de la delegación argentina en el G20 junto con Laura Jaitman. Tras las palabras de bienvenida se fijaron seis reuniones intercaladas bajo el formato de "bloques de trabajo".

A mediodía se concretó la tradicional "foto de familia" de los asistentes al encuentro, que incluyó a los 41 representantes de los países del G20 (dos por cada uno de los 19 miembros, más tres de la Unión Europea), cinco de países invitados y uno de cada una de las 11 organizaciones internacionales participantes.

La mecánica de trabajo del G20 contempla que los representantes de los países sesionan a puertas cerradas y no hay voceros de las reuniones, por lo que la información de las discusiones son transmitidas por los funcionarios de cada país o su "sherpa", como denominan al representante del país ante el G20, que en el caso argentino es Pedro Villagra.

Esta es la primera de las más de 50 reuniones técnicas y ministeriales que hará el G20 antes de la cumbre de presidentes que se llevará a cabo en la Ciudad de Buenos Aires en diciembre de 2018.

Ayer, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, dieron la bienvenida oficial a los funcionarios que arribaron al Hotel Llao Llao, donde se desarrolla el encuentro.

Este evento se realiza en el contexto de jornadas radiantes, con temperaturas que superan los 25 grados y cielo despejado, frente al lago Nahuel Huapi en calma y la cordillera de los Andes con nieve en sus cimas, paisaje que sólo se vio alterado ayer por el fuerte despliegue de seguridad entre el aeropuerto y Llao Llao, y que hoy quedó circunscripto a los alrededores del hotel.

Compartir esta nota en